sábado, 9 de marzo de 2019

Tocar un instrumento como el piano


¿Aprender piano nos haría inteligentes?
A lo largo de los años, se han realizado numerosos estudios que tienden a probar los beneficios de este instrumento de cuerdas percutidas sobre la salud, el bienestar y las capacidades intelectuales.
Además, si muestras un poco de curiosidad, te aseguramos de que encontrarás decenas de estudios en Internet.
Pero ¿habías oído hablar del efecto Mozart ?
Recibe el nombre del genio absoluto del piano y de la música clásica, Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), y hace referencia a una especie de fenómeno neuromusical… En 1993, el mundo científico, representado por Rauscher, Ky y Shaw, se apropió de la música clásica para explicar en la revista Nature aquello a lo que denominarían el  «efecto Mozart».
Los tres científicos demostraron que varios estudiantes que participaron en su experimento, que consistía en escuchar una sonata de Mozart, consiguieron resolver mejor distintas tareas de orden espacio-temporal. Un efecto que desparecería al cabo de 10 minutos. Tocar el piano, y por añadidura las obras de Mozart, hizo que los estudiantes fueran más «inteligentes».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog